Dejemos a un lado la dieta, el gimnasio o llamar a tus padres dos veces por semana: hablemos de negocios. ¿Prometiste hacer crecer tu marca en 2014? ¿Expandir tu negocio en el plano digital? ¿Consolidar, “ahora sí”, tu presencia y acciones en esa cosa que llaman Social Media? Queremos ayudarte a cumplir tus propósitos de año nuevo, por eso te presentamos tres tendencias que deberás seguir en 2014.

1. Los muertos regresan

A pesar de ser la supuesta burla de las redes sociales, Forbes reportó el año pasado que Google+ es la segunda plataforma con más usuarios activos mensualmente (343 millones a nivel mundial), sólo por debajo de Facebook. ¿Cuáles son las fuentes de este crecimiento gradual y algo inesperado? El enfoque de Google en los mercados locales y la integración de esta red con el resto de sus servicios. G+ es ya un elemento necesario para optimizar el posicionamiento de tu sitio web en motores de búsqueda (SEO), también es el lugar apropiado para que las personas en tu ciudad encuentren y califiquen tu negocio, ahora que las local pages han desaparecido. Si a eso sumamos servicios como Authorship, el respaldo automático de las imágenes de tu smartphone o la personalización de tus búsquedas, queda claro que Google+ sigue vivo y debe integrarse a la estrategia digital de tu marca.

Forbes también señala que Myspace (antes MySpace) regresará de la tumba este año. Con una inversión millonaria y múltiples esfuerzos de re-branding –anunciados por todos lados–, se dice que la red (ahora especializada en música) recuperará una parte de su relevancia. No es por ir en contra de los expertos, pero seguimos algo escépticos sobre el renacer de Myspace. Después de todo, su makeover no parece ofrecer algo lo suficientemente novedoso o atractivo para los usuarios de otras plataformas similares. Lo cierto es que seguiremos de cerca el desarrollo o debacle definitivo de la red favorita de Justin Timberlake.

2. Menos es más

Los videos de cinco minutos resultan muy largos, las infografías son cosa del 2012 y leer… ¿esa sigue siendo una opción? Los nuevos usuarios de internet continúan acortando sus rangos de atención y la tecnología siempre encuentra cómo complacer nuestros desórdenes. En términos de consumo, el contenido gráfico es el nuevo rey y con Vine, Keek o la nueva función de Instagram, la tendencia se inclinará aún más al campo audiovisual de corta duración.

Compartir micro-videos, de tres a quince segundos, es la nueva forma de comunicar; y las marcas –especialmente las enfocadas a un público más joven– deberán conocer y explotar estas nuevas plataformas, para asegurar su éxito en las redes sociales. Las posibilidades son infinitas, basta con explorar un poco las secciones de Vine para engancharte y descubrir todas las historias que se pueden contar en exactamente seis segundos.

3. Intimidad en lo público

Whatsapp ha superado a Twitter en número de usuarios activos, Facebook lanzó su Messenger mejorado para móviles, Instagram Direct te permite compartir imágenes sólo con los amigos que tú decidas y Snapchat gana territorio en popularidad entre los consumidores más jóvenes. El mensaje es muy claro: en un mundo donde todo se comparte con todos, las personas están buscando espacios más privados, formas de comunicación más directas, personales y, de alguna forma, seguras.

No hay nada de qué preocuparse. Aún queremos compartir nuestra impresiones sobre la última película que vimos o, desafortunadamente, las nada interesantes aventuras de nuestro gato; pero de vez en cuando es bueno sentir que tenemos el control sobre quién se entera de lo que hacemos. Las grandes redes sociales comienzan a entender esta necesidad y están respondiendo a ella. Como marca, sería conveniente establecer los límites de privacidad de nuestros usuarios y –¿por qué no?– utilizar la información que tenemos para crear experiencias que hagan honor a esta nueva sensación de intimidad y comunicación personalizada.

¿Eso es todo?

Nunca es todo. Quien te diga que “lo digital” es el futuro te está mintiendo; esto es el presente, un presente que cambia –como el resto del mundo– cada que cierres los ojos. Llevar tu marca al plano digital con éxito requiere de un esfuerzo constante para mantenerte al día y encontrar formas creativas de transformarte con cada innovación. También es necesario analizar de cerca las tendencias y decidir estratégicamente cuáles son las que tu empresa debe seguir.

No se trata de ser el primero en usar una red, ni de tener presencia en cada plataforma; el secreto del éxito en Social Media es encontrar un canal efectivo para acercarte a las personas adecuadas. ¿Y cómo hacer eso? Bueno, mejor te dejamos nuestra tarjeta.