En un mundo donde los medios digitales permiten a todas las personas elegir y tener acceso a lo que deseen o necesiten, las marcas se han visto obligadas a ofrecer contenido de calidad para sobresalir entre las demás. No por nada el llamado content marketing está en auge desde hace algunos años. Sin embargo, estos contenidos no siempre resultan ser los más adecuados para cada marca y en ocasiones, la “estrategia” implementada termina siendo contraproducente. Pensemos cuántas veces hemos visto algunas marcas hacer grandes “osos” al compartir contenido que lo único que nos deja es un: “¿Qué demonios es esto?”

En Cerocuatro nos cansamos de verte hacer el ridículo; por eso te traemos unos cuantos tips para que armes una verdadera estrategia de contenido. Saca pluma, lápiz y papel y toma nota.

1. Di “no” a lo viral: Replicar contenido popular en redes sociales fue una táctica muy usada durante los años 2012 y 2013. Las empresas se encargaban de “compartir” el contenido más viral del momento para aumentar las visitas a sus páginas y perfiles sociales. Reescribiendo notas –que no tenían nada que ver con su marca– las empresas lograron un posicionamiento notable, no cabe duda. Sin embargo, estas prácticas decayeron porque, básicamente, todo mundo hablaba y hacía lo mismo. Además, esta estrategia generaba visitas, pero no necesariamente atraía a los consumidores que la marca deseaba tener.

 En resumen: Si sigues compartiendo videos de gatitos en tu fan page, ¡detente ahora mismo!

2. Piensa en pequeño, a veces ayuda: Actualmente, los usuarios son quienes eligen libremente qué contenidos consumir y cuáles dejar ir. Esto puede ser un arma de doble filo, ya que si bien no todos verán tu contenido, los que den clic y estén al pendiente de ti serán posibles clientes. Es mejor llegar a un grupo segmentado, pero muy interesado en lo que tienes que decir, que alcanzar masas indispuestas a escuchar. Recuerda: Quien te lea estará interesado en conocerte, siempre y cuando el contenido sea referente a lo que tu haces, buscas u ofreces.

3. Y… ¿qué diré?: Digamos que eres una agencia joven en Guadalajara, México, y ofreces servicios publicitarios, creativos, de planeación estratégica y, claro, medios digitales –entre muchos otros servicios–. En ese caso, tu contenido tendrá que demostrar que sabes lo que haces: Puedes ofrecer algunos tips o tutoriales (¿te suena familiar?), presentar herramientas que hagan más fácil el trabajo de tu comunidad, o infografías de interés para tu audiencia. De verdad, ¿no te suena familiar?

Lo importante es pensar qué es lo que quiere o necesita tu comunidad y buscar la manera más atractiva e interesante de proveerlo.

4. El fin justifica el medio: Todo el contenido que publiques en tus medios digitales debe seguir una línea y apegarse a tus objetivos, pero adaptados a las diferentes plataformas que utilices. Prepara tus planeaciones de contenido con antelación, define los temas que quieres tocar y decide cómo lo harás en cada una de tus redes.

Un pequeño consejo, procura tener tu contenido más importante en alguna plataforma propia que puedas controlar en cuanto a emisión, exposición y reglas de publicación de contenido. Algo como… ¡Un blog! Aquí podrás hospedar tu contenidos más valioso y utlizar las redes sociales para darle difusión.

5. No te excedas: Nadie dice que publicar 6 veces por día, sea más efectivo que publicar sola una, incluso puede ser todo lo contrario. Todo dependerá de la naturaleza de tu marca y los hábitos de consumo de tus comunidades. Recuerda dos cosas: Hay una diferencia entre comunicar y hacer ruido y… ¡Más vale calidad que cantidad!

Comienza desde este momento a planear tu contenido y define tu estrategia. Según los expertos, el 2014 es el año de contenido propio, por lo cual nuestras marcas tienen que estar preparadas y adaptarse al cambio.

Si no tienes tiempo de hacerlo tú, déjalo en manos de los expertos, déjalo en manos de Cerocuatro.