LinkedIn es la segunda red con más usuarios en todo el mundo. Sí, aunque usted no lo crea este medio digital es la competencia de Facebook si de personas registradas hablamos. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro: Debido a su interfaz, diseñada para un entorno 100% laboral, esta plataforma es más lenta cuando se analiza la actividad en su sitio (o sea, el contenido publicado). Sin embargo, gracias a la segmentación de sus usuarios y la “usabilidad” de la información, LinkedIn resulta una red más que jugosa para tu marca.

Mediante la creación de un perfil, el usuario tendrá a su alcance contenido útil y de valor creado por las marcas o por las mismas personas. También se pueden encontrar grandes comunidades especilizadas, que se encargan de compartir contenido segmentado, el cual atrae nuevas personas que podrían convertirse en seguidores de tu marca. ¿Y de cuántas personas hablamos exactamente? De acuerdo con un estudio de Hubspot, LinkedIn es 277% más efectiva que Facebook o Twitter al momento de generar cupones o leads.

¿Y cómo atraer usuarios a tu marca en esta red? ¡Creando un perfil para tu empresa! Las páginas de marcas en LinkedIn suelen ser de las principales fuentes para publicar y compartir contenido de valor dentro de la plataforma. ¿Estás listo? A continuación te dejamos los 3 pasos básicos que debes seguir para introducir tu marca en LinkedIn:

1. Abre el perfil: Lo primero que debes hacer es abrir un perfil personal –no nos digas que aún no lo tienes–. Una vez solucionado este paso, puedes ir a esta liga para crear tu página empresarial; aquí se desplegará un formulario para que agregues tu correo corporativo (ej. contacto@tudominio.com) y el nombre de tu marca.

2. La información: Una vez creada la página, introduce todos los datos que tengas acerca de tu marca: Sus áreas de interés, servicios, comunidades afines, desempeño, año de fundación… ¡Todo! Recuerda: La información de tu empresa hablará por ti, así que procura ser muy especifico.

3. Genera contenido: Esta red social está compuesta en su mayoría por personas de 35 años o más, por lo que tu audiencia estará integrada por personas más exigentes, que buscan oportunidades de desarrollo y aprendizaje. Tu marca deberá ofrecer contenido de valor para estas personas con el fin de generar leads.

Como dijimos al inicio de esta entrada, LinkedIn tiene muchísimos beneficios que ninguna otra red nos ofrece: todo es cuestión de animarte y navegar dentro de ella. Demuestra lo que sabes y no te preocupes tanto por el tamaño o las comunidades. Conforme vayas agregando contenido, las personas interesadas se irán asociando con tu marca, poco a poco, hasta que llegues a posibles clientes, proveedores o colaboradores.

LinkedIn sin duda alguna debe ser considerada dentro de tu estrategia digital. No importa a qué te dediques o el giro de tu negocio, ten en cuenta que siempre habrá gente que querrá escucharte y a la que puedes ayudar a través de tu contenido.

¿Qué esperas para abrir tu cuenta empresarial? Si no tienes tiempo o si te queda un montón de dudas, ponte en contacto con nosotros para tomarnos un café y ayudarte con la mejor estrategia para tu marca. :)

Imagen principal: Nan Palmero