No queremos ofender, pero todo mundo tiene una buena idea en la cabeza. Tú ya sabes qué historia quieres contar; la has armado con cuidado, pasaste tiempo imaginando a los personajes, ya tienes hasta una o dos imágenes en mente. Todo suena brillante, un éxito seguro y tan sencillo, pero… ¿Sabes en qué formato lo harás? ¿Qué equipo usarás? ¿Y la iluminación? ¿Y la composición, el plano, la secuencia y…? ¿Verdad que no es tan sencillo?

Para eso existimos los productores. Para eso creamos Macario Film en Cerocuatro. Nosotros nos dedicamos a encontrar la mejor manera de contar tus ideas. Sin importar si es a través de una foto o un video, nos dedicamos a convertir en realidad lo que tú imaginabas. Sabemos lo que quieres, traducimos tus historias y te sugerimos cómo mejorarlas, para que tu público vea exactamente lo mismo que tú tenías en la cabeza: para que tu concepto se convierta en una conexión.

Pero dejemos a un lado el romance, seguro lo que tú quieres saber es cómo le haremos para lograr todo esto. La respuesta también parece sencilla: talento y experiencia. Macario es una productora nueva, pero está integrada con gente que tiene mucho tiempo haciendo esto; tenemos colmillo, sabemos lo que hacemos y siempre estamos en búsqueda de cómo hacerlo mejor. Reunimos a las personas correctas para tu proyecto, sólo los mejores: el equipo ideal para sacarle jugo a tu idea. Mezclamos la creatividad con la técnica y planeamos hasta el último detalle de tu producción.

Macario Film, productora Cerocuatro

Porque los buenos productores sabemos que la clave del éxito es tener una excelente planeación. Nosotros entendemos las necesidades de cada idea, las expresamos y juntamos a un equipo capaz de dar solución a cada una de ellas. Como líderes de un proyecto, es nuestra responsabilidad asegurarnos que cada integrante de nuestra producción sepa qué debe hacer y qué se espera de él. Los productores nos encargamos de poner todo en orden, coordinar y trabajar para que a nadie le falte nada, que todos tengan lo necesario para cumplir con nuestro objetivo.

Como ya dijimos, todo se lee muy sencillo. Lo difícil es ponerlo en práctica. Las horas de trabajo son largas y la presión se acumula con cada minuto. Nuestra responsabilidad es enorme, pues debemos estar atentos de cada detalle y cuidar que todo lo planeado se cumpla al pie de la letra. También debemos solucionar imprevistos, pensar rápido y evitar cualquier posible crisis, mantener todo bajo control sin importar lo que suceda.

Esto se trata de estar siempre alerta, al pendiente de que todo salga bien, a pesar del cansancio, el dolor o el estrés. Ser productor es un trabajo difícil y no cualquiera aguanta hacerlo. Se requiere pasión por tu trabajo, entrega a cada proyecto y mucho, mucho gusto por la adrenalina. No queremos ofender, pero todos tenemos una buena idea en la cabeza. Sólo pocos sabemos cómo convertir esa idea en realidad. Y la verdad es que pocos saben hacerlo como lo hace Macario.

Macario Film