Todo inicia con una junta, una llamada, una comida o algo tan simple como un mensaje instantáneo. Un contacto con un cliente –viejo, nuevo, o en potencia– basta para disparar nuestro motor creativo. Todo proyecto inicia en la Dirección de Cuentas. Nosotros somos los encargados de detectar tus necesidades, transformarlas en metas para tu marca y asegurar que se cumplan.

Nuestro trabajo es escucharte, ayudarte a determinar a dónde quieres llevar a tu marca y qué hacer para llegar ahí. “Los de cuentas” –como a veces nos llaman con cierta burla– nos encargamos de crear estrategias para el desarrollo de tu compañía. También somos tu voz dentro de Cerocuatro; comunicamos tus necesidades al resto del equipo y nos aseguramos de que todos trabajemos con el mismo objetivo en mente: tú.

Por eso siempre estamos corriendo, hablando por teléfono, entrando y saliendo de juntas o viendo por encima del hombro de un diseñador. Y a veces nos quejamos, pero la verdad es que disfrutamos nuestro ritmo de trabajo. Nos gusta estar siempre en movimiento y mantenernos alerta: mediar, planear, coordinar y solucionar, hacer lo que sea necesario para cumplir con nuestros objetivos. Sólo así te podemos dar el servicio que mereces.

Dirección de cuentas 2

Hacemos todo esto porque tú eres nuestra prioridad. Siempre estamos listos para atenderte: responder tus dudas, resolver tus preocupaciones y acompañarte durante todo el proceso creativo. Eres parte de nuestro equipo. Queremos trabajar de cerca contigo y construir un proyecto exitoso, que se base en la confianza y el entendimiento. Valoraremos todo lo que tengas que decir, aunque no siempre te daremos la razón; porque una atención de calidad no significa hacer lo que el cliente pida, sino lo que es mejor para su marca.

En Cerocuatro sabemos que cada quien tiene algo que aportar, cada talento es valioso y cada idea merece ser considerada. Nos gusta explorar todos los caminos posibles, porque sabemos que hay diferentes maneras de llegar a un solo destino. Tener la libertad de tomar riesgos fortalece nuestro proceso de creación. Y aunque a veces no parezca, para “los de cuentas”, trabajar en un ambiente así es emocionante. Ningún proyecto es igual, ningún día es monótono, siempre hay un nuevo reto: una nueva razón para estar corriendo todo el día.

Y nos encantaría seguir hablando de nuestra experiencia dentro de Cerocuatro, de nuestro papel en este motor creativo, pero el teléfono está sonando de nuevo y después tenemos una junta con medios y…

Dirección de cuentas 3